Seguidores

Disfruta

No todos los amantes se llaman Romeo. Ni tú Julieta.
Yo me llamo como me llamo y tú te llamas como te llamas. Eso es lo único que sé con certeza. La verdad es que hubiera preferido otro nombre como; África, Beatriz, Angela o, incluso, Julia. Pero en fin, ésta es sólo una de las muchas cosas que no se pueden escoger. Y tanto da. Al fin y al cabo me temo que los nombres no van a tener ninguna importancia en esta vida. Así que disfrútala sin pensar demasiado.