Seguidores

Lo quieres saber?

¿Que te pasa?
¿Lo quieres saber?
Sí.
Pues que hace tiempo que descubrí que te quiero, y no es de ahora sino desde el primer día que te vi entrar en clase ya empece a quererte como a nadie. Contigo a mi lado me siento tan bien de ser yo misma... Espero cada día a las tres y cinco de la tarde para verte girar la esquina de la calle. Me encanta verte en los recreos liarte tranquilamente ese cigarrillo que pasa por tu labios hasta tus pulmones, y que a la vez se esfuma entre el aire que respiramos. Y esas camisas con estampados noventeros tan de tu estilo, que a veces dejas en casa para darle protagonismo a tu cuerpo con camisetas animadas. O esa barba de tres días que tanto detestas pero que yo tanto adoro. Y que decir de tu voluminoso pelo rizado que se pierde entre mis dedos cada vez que lo toco, y que a ti tanto te gusta cortar "porque te agobia". Esa manía; que tanto te gusta y que yo tanto detesto, de corregirme o regañarme por todo. Ese don que tienes para perdonarme cada Sábado después de haber bebido de más y, soltar y hacer un sinfín de estupideces. Tu peculiar atracción por las máquinas de escribir, los tocadiscos, la música, las películas, los libros con el lomo rasgado... que es tan poco común hoy en día y que a mi me vuelve tan loca.
Después de tanto tiempo siendo amigos he sido incapaz de decírtelo, no puedo. No puedo seguir con esta situación que me reconcome cada instante del día. Siempre ando preguntándome a mi misma que qué gano con todo esto. Y sé la respuesta, nada. Nada gano queriéndote, porque tu la quieres a ella. Lo sé porque el amor que se refleja en tus ojos cuando la ves es el mismo amor que yo siento por ti. Es jodidamente doloroso.
Que me he enamorado... para variar.